INSTRUMENTACIÓN Y MONITOREO DE PUENTES, LA SOLUCIÓN PARA PREVENIR EN VEZ DE LAMENTAR.

La madrugada del 23 de junio del 2018 un gran estruendo remeció a la comunidad de Cancura ubicada cerca de Osorno en la Región de Los Lagos. El puente que permitía a los habitantes de la pequeña localidad cruzar el río Rahue, colapsó llevándose la vida de un joven de 24 años y dejando a otras seis personas heridas.

¿Esta tragedia podría haberse evitado?, la respuesta es sí, teniendo un sistema que permitiera monitorear a tiempo la integridad estructural.

En Chile, existen más de 1.000 puentes que cumplen una función clave para permitir que millones de personas puedan desplazarse a sus actividades diarias. Luego de la catástrofe de Cancura el Gobierno de Chile puso a otros trece puentes bajo un régimen especial de monitoreo ante posibles problemas de seguridad.

El colapso de puentes, no es un problema exclusivo de Chile, durante los últimos años se han registrado caídas en Cuba, Colombia, México, Perú y República Dominicana.

¿Cuales son las causas?.

Los enemigos de la salud estructural de un puente son diversos, entre los que se cuentan la extracción no controlada de áridos y el cambio climático, que ha generado crecidas en los ríos.

¿Qué podemos hacer al respecto?.

Los especialistas manifiestan la necesidad de incorporar nuevas soluciones que permitan diseñar obras que consideren la fuerza y movimiento del agua. En otras palabras, se necesitan edificaciones que integren medidas de protección que aseguren la estabilidad del puente.

Sin embargo, enfatizan los expertos, el error más común es la falta de monitoreo, pues se debe tener en cuenta que con un clima y territorio cambiantes, hay consecuencias en el diseño hidráulico de toda estructura. En definitiva, establecer un sistema de monitoreo constante es la clave para prevenir y no lamentar las graves consecuencias de la caída de un puente.

Los invitamos a conocer más sobre sistemas que permiten el monitoreo de puentes y otras estructuras en tiempo real y en el largo plazo.